jesussacramentado.org

Coros

 

 

 

 

 

• Coro Misión

Misa dominical de

las 19:30 hrs. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ser a través de la música, un elemento que anime la alabanza a Dios, participando en las celebraciones eucarísticas y eventos donde el Párroco lo solicite, como un servicio a la comunidad parroquial; que contribuya al mismo tiempo a que los integrantes logren un crecimiento espiritual, en una convivencia sana, que los lleve a transformar su vida y les invite a dar testimonio de su fe.

 

 

 

 

 

En las misas de 12:00, 18:00 y 19:30 horas de los domingos y en los días y horarios que el Párroco lo solicite, así como en ceremonias donde las personas soliciten expresamente este servicio.

 

 

 

 

 

  • Pedro Jiménez

 

 

 

 

 

Dice San Pablo: “Recitad entre vosotros salmos, himnos y cánticos inspirados”; “Tocad y cantad para el Señor desde lo más hondo del corazón”; “Dad gracias siempre y por todo a Dios Padre en el nombre de Jesús”.

 

"La música desempeña, entre las manifestaciones del espíritu humano, una función elevada, única e insustituible. Cuando ésta es realmente bella e inspirada, nos habla, incluso más que todas las demás artes, de la bondad, de la virtud, de la paz, de las cosas santas y divinas. Y no en vano ha sido y será siempre parte esencial de la liturgia, como podemos deducir de las tradiciones litúrgicas de los pueblos cristianos de cada continente" - Juan Pablo II, al coro "Harmonici Cantores", 1988.

 

En el canto, la fe se experimenta como exuberancia de alegría, de amor, de confiada espera en la intervención salvífica de Dios”. Juan Pablo II, Carta a los Artistas, 1999.

 

Por ello, la función de los coros, a través de su música, debe ser ministerial, de servicio y nunca dominante, debe animar y ayudar a los creyentes reunidos a expresar y compartir el don de la fe y a nutrir y fortalecer su compromiso interno con Dios; debe impulsar un sentido de unidad en la comunidad.

 

Los coros son grupos formados por personas de diversas edades, jóvenes y adultos, convocados y seleccionados, mediante audiciones, para integrar a los que pueden ayudar a cumplir la Misión.

 

En busca de una mayor armonía y perfección, los coros ensayan al menos un día a la semana, antes de participar en las celebraciones eucarísticas, con el fin de hacerlo cada vez mejor y, en su caso, para ensayar nuevos cantos.

 

Cuando cantamos unidos unos con otros, alabando al Señor y dándole gracias por todo, estamos más abiertos a la acción del Espíritu Santo y lo experimentamos en mayor plenitud. Por Él recibimos la vida de Dios y por Él, expresamos la vida que está en nuestro interior.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Objetivo principal

Días y horarios en los que prestan servicio

Representante

Comentario sobre los grupos y lo que hacen